The girl in the flower dress

Nombre de ocaso,
vestida con margaritas
y mares muertos;
sus ojos muerden,
sus no tantos dientes,
sonríen.

La primavera ha llegado a la ciudad
y, chica,
qué bien te sienta.

Pocos lienzos
necesitan tan poco trazo
como su envés
cartografiado en armazón translúcido
y poros sedientos.

Las aguas dulces que buscas,
saladas.
Y aun así,
prefieres sequía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s