¿De quién es este poema?

Éramos jovenes, éramos alegres y éramos muy, muy sabios.
Y la puerta permanecía abierta en nuestra fiesta
Cuando vimos a una mujer con el oeste en los ojos
Y a un hombre con la espalda hacia el oeste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s