Tu m’as promis

Mientras ríes
el sol acarició mi corazón,
en cada rincón
de tu océano.

Tiempo al tiempo,
cada momento
sin fin ni condición;
solos tú y yo.

Sin frío ni calor
aun con un incendio
por dentro:
por mis venas
corre fuego
mis vísceras, cenizas.

Tu m’as promis
pero el dolor existe
aquí dentro,
no es una mañana en soledad
ni es una voz hambrienta:
es saber
y entender.

Te.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s